viernes, 18 de enero de 2008

Sobrepoblación

Saludos Calíopistas:

La sobrepoblación en las mesas de rol es un problema que puede aparecer en dos espectros muy diferentes. O bien no aparece nunca y lo que se necesitan son jugadores o bien, de pronto nuestra mesa recibe la visita de más personas de las que es saludabl
e aceptar.

Cuando digo saludable me refiero específicamente a eso. A la salud de la mesa. He visto mesas donde se permiten desde 7 hasta la horrible cantidad de 12 personas y es allí donde las cosas comienzan a fallar.

No sé por que razón en la ciudad donde vivo actualmente, algunos Narradores miden su virilidad conforme al numero de jugadores que tengan. He oído cosas como: - Yo tengo 10 jugadores en mi mesa- a lo que me he preguntado. ¿Cuantos de ellos se divierten
? E incluso: ¿Cuantos de ellos hablan?

En la última mesa sobrepoblada que vi ( y participé a fuerzas) eran cerca de 9 o 10 personas. 5 de ellas dijeron uno o dos monosílabos en toda la tarde y francamente tenían cara de aburrimiento. 2 del resto dominaron la crónica por su personalidad extrovertida y el resto fungía como "personal de apoyo".

En mi opinión esto es incorrecto. Si nos sentamos en una mesa a jugar rol es evidente que tenemos una cosa en nuestra mente: Divertirnos. Y si tenemos que esperar 20 minutos a que "llegue nuestro turno", pronto los libros, las servilletas y los dados parecerán mas divertidos que la misma historia.

Mi consejo:

Limiten el número de jugadores. Yo se que es feo decirle a alguien que tu mesa esta llena, que ya no puede sentarse a jugar y es aún peor si ese "alguien" es tu amigo, pareja y/o persona conocida. Pero creanme, es más feo que la mesa se derrumbe por que esta sobre población hace que la mesa no avance y los personajes terminen aburriéndose.


Para un servidor el número que ha funcionado a la perfección es el de 5 jugadores. Por mi estilo en los tiempos, en las historias, los dramas y la forma en la que se mueven los jugadores y personajes, este número ha funcionado excelente.

No dudo que alguien pueda decir: - Yo podría aceptar uno más- o bien -
!5 son demasiados!- El punto no es establecer un número correcto de jugadores en una mesa, si no el fomentar que cada Narrador debe tener su número correcto.

Este número será aquel dondo TODOS los involucrados en una mesa se diviertan, hablen y participen en partes iguales. Donde ninguno de los personajes tenga más peso que los otros y donde ninguno se quede jugando con la servilleta por que su personaje tiene mas de 20 minutos sin hacer nada.


Sin más que decir, me despido.

Que el Don de Calíope este con ustedes.




5 comentarios:

Estudio Otra Realidad dijo...

Saludos Calíopistas...

Pensando se me ocurre que existen inclusive juegos que de una forma u otra te "sugieren" un número correcto de jugadores.

Si no me equivoco hay un número "favorable" en Calabozos y Dragones recomendado por el libro. Creo que es de 6. Y los nuevos juegos del Mundo de Tinieblas, estan construidos en una formula de 5x5, que se adapta muy bien a lo que estamos hablando.

Sin más, me despido de nuevo.

Esahú dijo...

bueno el grupo minimo en calabozos y dragones es de 4, 5 seria un estandar, y 6 ya presenta un poco de problemas en la mecanica de juego, creo que cada juego y sus sistemas estan diseñados para cierto numero de personas, por que en los juegos donde el resolver un skill o una tirada de combate es lento, tener una gran mesa puede ser una pesadilla

Narrathor dijo...

En Advanced Dungeons & Dragons podía dirigir a nueve jugadores, con el nuevo D&D 3.5 a partir de cinco son un problema. Una vez en Vampiro la Mascarada nuestro narrador dirigió a doce de nosotros.

Kobun Legion dijo...

10 son demasiados. La última vez que jugue con tanta gente teníamos todo a favor: las ganas de escuchar atentamente lo que le pasara a los demás, era "La Llamada de Cthulhu". Con todo esto, pasada la primera hora ya no funcionabamos bien, se sentía cortado y si no fuera por la botana nos hubieramos distraído con las servilletas.

Esahù dijo...

Si, una mesa con mucho jugadores (6 o mas) tiende a cortar el ritmo de juego, y muchos de los jugadores, con justa razon, van a encontrar mas entretenida la platica de junto, o hacer torres con sus dados, que el juego en si.