viernes, 2 de enero de 2009

Ambientando el área de juego:

No puedo creer que no haya escrito esto antes. Pero en fin, nuevo año y primer post. Muchas felicidades a todos y fuerza para empezar este año.

Sin duda alguna el ser humano es un ser que se ve influenciado grandemente por sus sentidos. La vista, el olfato, el tacto, el oído y el gusto son los que nos brindan información del exterior y nos transmiten sensaciones que se pueden traducir en agradables y desagradables según sea el caso.

En los juegos de rol es muy común que sea el oído el sentido que más utilicemos; ya que después de todo el formato de las partidas es auditivo. Unos hablan y otros escuchan, en una sucesión de turnos en los cuales vamos armando una historia hasta que esta termina.

En ocasiones podemos hacer uso del sentido de la vista utilizando alguna imagen para representar algún lugar o personaje que aparezca en nuestra historia.

La idea general de esta entrada es plantear algunas ideas por las cuales podemos hacer un mejor uso de nuestros sentidos para dar una mayor inmersión en la historia, utilizando esas sensaciones de las que ya les he hablado anteriormente para hacer que tanto jugadores y narrador creen en conjunto un buen ambiente de juego.

Todo esto lo haremos en el área que tengamos designada para jugar nuestras partidas; en ese aspecto hay algunos más afortunados que otros. Habemos quienes jugamos en nuestras casas o apartamentos, los hay quienes juegan en clubs o bibliotecas y otros de plano todavía se encuentran en la lucha por conseguir un espacio el cual llamar suyo.

Más adelante escribiré un post dedicados a los tipos de áreas de juego. Pero en fin.

Dependiendo el tipo de lugar donde juguemos es la forma en la que podamos preparemos con mayor o menor grado de libertad. A continuación algunas ideas para ambientar nuestras partidas divididas por el sentido al que van dirigidas.

Vista: Podemos llegar a la vista desde lo más básico. Imágenes de nuestros personajes y los escenarios en los que ellos se mueven. Podemos dar un paso más allá y también buscar imágenes de objetos, PNJs, armas y accesorios. Aunque no sea una ayuda directa, decorar el espacio según la temática del juego también puede crear un gran efecto. Decorar con velas y apagar la luz para una ambientación de terror es algo sencillo que todos podemos hacer.

También podemos ir más allá y ambientar de otras formas para otro tipo de escenarios; para fantasía medieval o histórico medieval podemos decorar nuestro espacio de juego con armas de ornamento o banderas a la usanza antigua con los símbolos de los clanes/familias/reinos de nuestros personajes.
Con un poco de imaginación (y dinero) podemos decorar nuestro espacio según el juego que estemos jugando y con elementos que sean fáciles de conseguir pero que causen el efecto visual de envolver a los jugadores en el ambiente del juego.

Oído: Música. La música es lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos del oído en una partida de juego y estamos totalmente en lo correcto. Una buena selección de música puede causar un gran efecto de inmersión en los jugadores hacia la historia. Algún día me gustaría escribir un post más extenso sobre la música, pero adelanto que la música debe ser instrumental para no desviar la atención de los jugadores en la letra de las canciones.

Además de la música, siempre es bueno tener a la par unos buenos efectos de sonido. Truenos, latidos de corazón, caballos acercándose y un gran etc. Todo este tipo de efectos los puedes conseguir en varias páginas que circulan por la red, y si me dan un tiempo con gusto les paso unos links.

En ocasiones no es posible tener la PC a la mano, pero aún así es posible generar algunos efectos sencillos con materiales cercanos como los vasos, las copas y las puertas pueden servir de gran ayuda a la hora de generar pequeños efectos sencillos pero que de igual forma hagan que los jugadores se adentren en el universo de juego.

Tacto: Una buena idea que se me ocurre para incluir el tacto en las partidas de juego es conseguir algunos elementos de forma física para mostrárselos (y dárselos) a los jugadores para crear un mayor efecto de inmersión en los jugadores. Imagínense cuando le decimos a los jugadores: !Habeís conseguido la espada rúnica! y de nuestras mochilas sacamos una espada de ornamental. ¿Sangre de Vampiro? ¿Que tal salsa catsup en una botella de perfume? Un poderoso chip para ciberpunk, bien podría salir de la vieja Atari.

Creo que han captado la idea.

Otra de las cosas que entran en el sentido del tacto es el vestuario. Esto depende mucho de los grupos, la disposición de los jugadores y las capacidades de cada quién. Pero, si se sortean estos requisitos puede darse una nueva dimensión a las partidas si los jugadores van caracterizados de sus personajes.

Para las partidas ambientadas en escenarios modernos o ciberpunks solo basta con cambiar un poco el estilo de cada quien, utilizar un poco de maquillaje y algo de gel para cabello. Recuerden que estos elementos pueden ser sencillos y no hay necesidad de ser ostentosos para generar efectos. Alguna vez vi como un jugador al ponerse unos guantes de motorista se convertía en su personaje (un militar) con solo ese simple elemento.

Olfato: Este sentido es uno de los olvidados en el pasatiempo y no es difícil comprender el porqué. La dificultad de introducir olores a una partida es grande. ¿Sudor a Orco? ¿El cuarto de una doncella vampírica? ¿La brisa del mar? Tener esos olores al alcance de la mano no solo es difícil, si no que se me antoja imposible.

Lo único que se me ocurre por ahora es el siempre útil incienso, los hay de diferentes olores aunque todos más o menos en la gama de aromas de la naturaleza (piedras, flores, frutas, étc) uno que otro bien escogido puede dar una buena sensación.

Solo una palabra de advertencia con los inciensos, algunas personas son muy sensibles a estos, algunos inclusive tienen alergias severas. Preguntar a todos antes de prenderlos o podes causar un incidente.

Gusto: Es natural que comamos mientras juguemos y todos estaremos de acuerdo en que la comida básica del rolero esta entre las sopas instantáneas, las frituras y los refrescos. Para dar un cambio radical a esto. Pueden probar con otro tipo de comida dependiendo la situacion. ¿Qué tal una parrillada en una reserva natural antes o durante una partida de Hombre Lobo? ¿O una cena al estilo victoriano para Vampire? Podemos cambiar en ocasiones el refresco por vino, las frituras por unos embutidos o bien podemos reunirnos un poco antes y cocinar algunos entremeses para el tiempo en el que estemos jugando.

Ya saben lo que dicen sobre el estómago lleno y el corazón.

¿Se les ocurren algunas otras ideas para preparar su espacio de juego?

No sean penosos y coméntalas!

Que el Don de Calíope esté con ustedes.


6 comentarios:

ºº--Dalamar--ºº dijo...

Pues ideas, no en este momento no, pero lo que dices es muy cierto todas esas cosas juntas le aportan un estilo unico a la partida.

Chugo dijo...

Mas que la dificultad de sitio, economica o imposibilidad de encontrar algunos de los elementos se me antoja mas complicado por el tiempo. Ya es dificil preparar una partida y quedar con los jugadores como para tener que andar con tanto preparativo adicional.
Asi todo me parece una gran idea, lo de los olores quizas tambien lo mas peligroso, si no vives solo puedes atufar la sala y tener que andar dando explicaciones.
Lo de la comida es lo que mas me ha llamado la atencion, pero tambien requiere tiempo. De primeras se me ocurre un buen cordero asado para comer en una taberna de dungeons&dragons, pero claro lo que digo...tiempo.

Alexander dijo...

Todo esos consejos son muy buenos xP

Yo juego en el exterior, casi nunca dentro de una casa, asi que no molestarian mucho los inciensos (ademas no hay nadie que le moleste).

sobre la comida ... seria bueno tener algo de comida que tenga relacion a la partida, eso si no me gustaria que en el juego invadan el lugar y se roben la comida u.u me quedaria sin nada para comer xD

Lobo Gris dijo...

En mis juegos de Dungeons and Dragons una herramienta poderosa han sido las miniaturas.

Si uno deja a un lado la controvertida discusión de si el usar miniaturas lo vuelve un juego de mesa o no, se encuentra con un poderoso artefacto.

Las miniaturas ayudan a visualizar mucho mejor el "campo de batalla". En mi experiencia, al ver esas representaciones (ya sea físicas o abstractas, con escenarios construidos, cajas y dados, o incluso simples dibujos en papel o un buen pizarrón) es mucho más fácil que los jugdores se involucren a un nivel mucho más "tridimensional" con el entorno de sus personajes.

Y no sólo es la vista. Hay algo muy poderoso en el poder tocar y mover tu miniatura a medida que tu personaje se mueve. E incluso (para los grupos donde hay mucha confianza) nunca falta cuando alguien hace hasta los efectos de sonido (un buen "kaboom!" para una bola de fuego resulta especialmente estimulante).

Como bono extra, en más de una ocasión se ha dado el chistoso que coloque una papa, quesadilla o caramelo y diga "este es el malo, y el que lo vence se lo come". ¡Y hasta tenemos gusto y olfato!

Yavhe Alexander dijo...

Saludos desde la noche eterna...

Chugo: Lo que dices es totalmente cierto, el tiempo y el dinero son un impedimento muy fuerte para llevar a cabo todas estas cosas que menciono en el post.

Pero una vez sorteado todo estos problemas seria muy bueno poder llevarlos a cabo, quiza con un poco de planeacion y pedir ayuda a los demas jugadores para que aporten los materiales, cada uno de los integrantes de la mesa podria encargarse de algun "sentido". Tambien pueden planearse estas cosas con tiempo y/o para una partida especial.

Lobo Gris: Tienes razón con lo que dices de las miniaturas, comenze usandolas para D&D pero la hemos extendido a otros juegos precisamente por lo que dices. Ayuda mucho para planear los siguientes movimientos en los combates y tener una "vision" mucho mejor de lo que esta sucediendo.

Muchas gracias a todos por comentar en este blog.

!Feliz año nuevo!

Kobun Legion dijo...

Hey, ya en otro momento habia filosofado sobre los sentidos en el juego de rol. Concluí aquella vez apreciando una de las grandes diferencias de jugar, incluso, el mejor videojuego del mundo o ver la mejor película; estamos en persona!
Olviden un poco el audio y video como sus únicos receptores para escenificar la aventura, probar un sabor diferente o sentir la mano pesada de alguién en tu hombro no te lo da ningún final fantasy.