lunes, 3 de diciembre de 2007

El Confesionario:


Saludos Calíopistas. A continuación les describiré una técnica que he puesto en práctica un par de veces con grandes resultados.

La técnica del Confesionario debe su nombre al lugar de la iglesia donde el sacerdote escucha las confesiones, pecados y demás de los devotos.


En el rol su uso es más o menos el mismo; solo que en lugar del Sacerdote tenemos al Narrador y en lugar de pecadoras criaturillas tenemos a nuestros Jugadores que son más o menos la misma cosa.

Cualquier lugar apartado de la mesa donde jugamos es útil para servir como confesionario; si juegan en casa o apartamento, un cuarto aislado de los demás puede ser muy útil; si juegan en un club pueden asistir a un lugar fuera de este pero sin demasiado ruido.

También pueden haber confesionarios a distancia especialmente aquellos productos de la tecnología como llamadas telefónicas o el MSN.

La técnica consiste en que antes o después de las sesiones y con espaciada periodicidad (recomiendo al final o al
comienzo de cada "aventura") el Narrador pase uno a uno a sus jugadores para hablar de temas relacionados con el juego, tales como: La historia de su personaje, sus motivos, sus secretos pero también de temas relacionados con la forma de llevar el juego: como injusticias, quejas, aprobaciones, etc.

La finalidad de esto es crear una charla uno a uno alejada de los oídos de los demás donde se puedan decir cosas de forma mas sencilla y secreta. Para solucionar (y detectar) problemas en la mesa es genial ya que así nadie queda como soplón, para crear un secretismo positivo entre los personajes también funciona de maravilla.


Con esta técnica también puede pedírseles a los jugadores que suelten para sus personajes o sobre la aventura aquellas aportaciones que consideren secretas. Y también sirve al narrador para planear algunos giros de tuerca en la historia.

Alguna vez jugando Vampiro Edad Oscura utilicé esta técnica y entre un jugador y yo acordamos que el serie el traidor detrás de un complot contra los personajes. Cuando llegó el momento él compañero de aventuras traicionó al equipo. Sencillamente nadie lo esperaba.

!Pensamos que sería un PNJ, nunca lo esperamos de ti! - alegaban algunos -

Pero no solo para traiciones sirve esta técnica, también podemos definir la
historia de los personajes (que no tienen por que saber los otros jugadores), su destino, deseos y verdaderas motivaciones.

En résumen: La técnica del Confesionario sirve para discutir elementos secretos o peliagudos tanto de los personajes, de la trama o del mismo grupo de juego, donde el Narrador aparta a sus jugadores uno a uno y discuten estos elementos para causar sorpresa y desconocimiento en los otros jugadores.

Por el momento me despido: Que el Don de Calíope este con ustedes.


2 comentarios:

Esahu dijo...

Orale, creo que ya me habias dicho sobre eso de el confecionario, pero gracias por recordarmelo, si planeo utilizarlo mas a delante, creo que entre mas esta avanzado un grupo es mejor, ya que las historias y las vivencias dentro del juego son mejores para sacar intrigas y misterios

Anónimo dijo...

Si conozco el confecionario, es una buena herramienta para la narracion, ya que puedes conocer el transfondo del personaje, hay otra tecnica utilizada se llama el chismosin, que consiste en un papel que le mandas al master con relacion a una accion y que no quieres que se enteren los demas jugadores, bueno me despido un saludo, eyyyyyy me agrada este blog jejeje.